Blog

En el Valle hay cerca de 175.000 personas que optaron por los planes voluntarios con las EPS, por una prima adicional mensual pueden acceder a servicios médicos diferenciados.

 

“Lo que está sucediendo en el mercado es que muchos pacientes ya están demandando un plus en el servicio, eso tiene que ver con el crecimiento de la clase media”, dice Yul Garcés, gerente general de CHRISTUS SINERGIA Salud que acaba de invertir 21.000 millones de pesos en nuevos equipos, en un laboratorio clínico y en la remodelación de todo el piso siete de la Clínica Farallones.

 

“Solo hay un millón de pacientes en todo el país que tiene medicina prepagada, no ha crecido ese número, es un servicio costoso, pero la clase media sigue creciendo. Los planes voluntarios son buenos porque hay gente que quiere un poco más, pero no va a hacerlo con la medicina prepagada, estos planes voluntarios tienen un precio más asequible y casi los mismos servicios. Estos planes significan un flujo adicional, sin quitarle el plan básico al POS que ya existe, atender a estos pacientes que quieren más, también ayuda a no consumir los recursos ya existentes para el POS”, señala Garcés.

 

“La inversión en Farallones refleja las nuevas necesidades del mercado”, agrega.

 

La casa matriz de la Organización CHRISTUS SINERGIA Salud, con 150 años, está en Estados Unidos; hace 12 años decidió entrar a México, hace cinco a Chile en Santiago y a Colombia llegó hace dos años.

 

¿En qué se invirtieron esos 21.000 millones de pesos?
En la apertura del piso siete de la Clínica, son 19 habitaciones unipersonales grandes, para que el acompañante del paciente pueda quedarse; es de colores, parte de la curación es el ecosistema donde está el paciente; tienen wife ilimitado y comida diferencial. Hay un anfitrión que se asegura que no falte nada, tenemos capellán, nutricionistas. Hemos invertido en sistemas de imagenología, en un laboratorio clínico propio, en la renovación de los quirófanos, cambiando la infraestructura de la Clínica. Seguimos apostando al crecimiento de la salud en Cali y a las nuevas necesidades de los planes voluntarios

 

¿Tienen más inversiones previstas?
Es una Clínica de mucha tradición, creció como materno infantil, continúa como materno infantil, pero ahora tenemos todas las especialidades. Somos una clínica de tercer y cuarto nivel. Vamos a seguir invirtiendo en esta Clínica, en dos años, a lo mejor tres o cuatro pisos, estamos pensando en hacer un piso pediátrico.

 

¿Y en la Clínica Real de Palmira?
También hacemos inversión en imagenología y laboratorio clínico. Es una Clínica posicionada, pero como está en una área industrial, hay mucho cultivo de azúcar a su alrededor, y por ahí pasa una vía muy importante que deja mucho accidentado, lo que queremos hacer es repotenciarla para que se enfoque hacia el servicio de trauma. Hemos invertido 6.000 millones de pesos en esta Clínica.

 

Fuente: El Tiempo