Blog

Tiempo para Orar y transformar el corazón.

El ayuno, la oración y la caridad expresan conversión con relación a uno mismo, con relación a Dios y con relación a los demás.” (Catecismo de la Iglesia Católica n°. 1434).

Este mes nos motiva a vivir dos celebraciones especiales dentro de la Iglesia Católica, la primera, es la celebración mundial de oración por el enfermo el 11 de Febrero. Orar por el enfermo es vivir la sensibilidad para ofrecer un apoyo y acompañamiento misericordioso y compasivo en nuestro servicio católico al cuidado de la salud de las personas enfermas. Orar por el enfermo es un ejercicio terapéutico, que fortalece la fe y la esperanza en la disposición de su recuperación.

La segunda, es la celebración del Miércoles de Ceniza el 14 de Febrero. Celebrar la Cuaresma, es vivir la misericordia y la compasión de Dios para con nosotros y de nosotros para con nuestros hermanos.

Las dos celebraciones están unidas por la Oración y la Caridad que debemos vivir frente la vulnerabilidad y necesidad de nuestro prójimo. Es un tiempo de encuentro personal con Dios y con los demás, de renovación interior y de un sentido de cambio. Es un tiempo para Orar, para practicar la Caridad y hacer Penitencia. Es una llamada a la transformación del corazón, que debe manifestarse en la vida dejando que el corazón mueva las decisiones, las acciones y los sentimientos.